¿Cuál es el regalo de este confinamiento?

Queda comprobado que nada del futuro se puede prever. Lo que pensaba hace un mes no tiene nada que ver con la realidad que estamos viviendo. Diversas palabras han pasado por mi mente para definir este momento: loco, enigmático, necesario, único, histórico, oportuno, maravilloso.

Después de reflexionar, informarme, meditar, he llegado a la conclusión que no importa el rótulo que le ponga, lo que importa es el sentido que le estoy dando, el aprendizaje que resulte y cómo reacciono día a día.  Ha sido un RETO… desde enfrentar la incertidumbre, crear nuevas rutinas, trabajar desde casa, asumir al 100% tareas de ama de casa hasta programar de manera responsable las salidas indispensables al mundo exterior.

Debo confesar que siendo el día 13 de mi confinamiento me siento una buena alumna de ese gran maestro que es el Universo. Claro que he tenido momentos de temor, de mente dispersa, de sentirme vulnerable por lo desconocido…pero la mayor parte del tiempo me enfoco en el día a día, en mi fortaleza, en generar energía positiva, en conversar conmigo, cuidarme, cuidar a quienes me acompañan y permanecer tranquila. Todo pasará y todo para bien.

Observo, actúo, reacciono y comparto con Amor, entiendo que es el momento de mi mejor versión, me siento bendecida por ser protagonista de una enorme transformación, sólo puedo encargarme de mi cambio y de estar segura que asumir a consciencia este regalo es a la vez mi mejor regalo a la solución que el mundo tanto necesita.

He decidido que este es un Momento Mágico. Así será

Deja un comentario