Inician los DÍAS MÁGICOS

¿Has vivido un día en el que danzas con los ojos del alma?

Esa fue la invitación al primer día Mágico diseñado para motivar en otros que la fórmula de la felicidad está en nuestro interior, que cada manifestación del Universo nos inspira a ser mejores y que el regalo más especial que podemos brindarnos es el aprendizaje sobre nosotros mismos.

Construir un día que pueda considerarse mágico es como una receta preparada desde el corazón con los mejores ingredientes:

  • Un propósito concreto.
  • Un equipo de aliados que vibran en la misma sintonía, pero a la vez aportan diversos enfoques
  • Una temática específica.
  • Tiempo, mucho tiempo para que las ideas vayan y vengan.
  • El lugar con la energía apropiada
  • Participantes en modo “quiero ser mejor”
  • El deseo de darse a otros y recibir de otros

Trabajas, avanzas y cuando menos piensas… “Un día” se convirtió en Hoy. 

Ahí estoy… con mi idea convertida en realidad. Yo, mis aliadas, los participantes y cada uno de los momentos que vamos a vivir. ¿Qué puedo decir?

Si es realmente importante para ti, lo logras. Eso es todo.

Al finalizar ese día maravilloso escucho muchas palabras para describirlo:  emoción, disfrute, revelación, sensación, liberación, reflexión, asombro, paz.

La mía: FELICIDAD

Deja un comentario