Por sus SONRISAS

Por Ma.Isabel P.

La Península de la Guajira presenta fuertes contrastes encontrando hombres, mujeres y niños, que a pesar de las dificultades y necesidades están decididos a cambiar su situación, realidad que la comunidad Wayuu y los maestros de esta región vienen transformando a pesar de grandes carencias, tarea no fácil por los malestares que allí se viven. Y es precisamente esta situación y el  olvido del Estado por una comunidad, el motivo que generó la iniciativa personal de apoyar de manera independiente el fortalecimiento educativo, buscando con ello permitir a niños y maestros contar con algunas herramientas básicas para el desarrollo del proceso formativo en medio de contextos duros y difícil acceso.

Labor que inició en 2013 con la escuela Brisas del mar luego se fortaleció  San Rafael y actualmente se apoyan varias sedes del Centro Etno educativo No. 12: Jokomao, El Puy, El estero y Jamichimna, entre otras; también se entregan en diciembre 450 regalos con su refrigerio para niños de la comunidad entre cero y 12 años.

Esta obra es mi compromiso y misión con seres maravillosos que con su mirada dicen “gracias y no nos olviden”, experiencia única que no tiene valor monetario, donde la alegría de la sonrisa reflejada en los ojos de los niños es el premio más grande que la vida me puede ofrecer. Es brindar a través de nuestro servicio mejores condiciones para el proceso académico de los niños y los maestros, así como brindar un abrazo y alegría en navidad en la cual todo niño espera un regalo. El descubrir en el rostro de los niños  y sus padres esa sonrisa oculta y un “gracias por no olvidarnos”, es una felicidad que para mí no tiene precio.  Todo ello unido a las enseñanzas de vida que la comunidad me regala en cada visita.

Todos hemos sido llamados a servir de una u otra manera, quizás unos más que otros, pero ese grano de arena que brindamos hace que poco a poco se transforme una comunidad, y así en tiempo no lejano se verán los resultados de la educación recibida, igualmente se lleva esperanza por un futuro mejor, llenando de alegría a los seres más encantadores “los niños”.

Una respuesta a “Por sus SONRISAS”

  1. Toda misión propuesta desde el corazón redunda en esperanza de vida, de amor y de nuevas ilusiones hacia mejores formas de vida.

Deja un comentario